Usted está aquí: Revista TOMA Y LEE Nº 47/Verano 2005 Festival  
 Nº 47/VERANO 2005
Editorial
IV Centenario Quijote
Gabriel y Galán
Juan Pablo II
Semana agustiniana
Salimos en la tele
Excursión a Barcelona
Port-Aventura
A la playa
Noticias
Día de los padres
Festival
Mancheta
Torrejoncillo
 REVISTA TOMA Y LEE
Nº 47/Verano 2005

EL FESTIVAL DE LA CANCIÓN MISIONERA
 



El festival

En encuentro festival de la canción misionera consiste en que gente de toda España nos reunimos para cantar y divertirnos.
El fin de semana del 15 al 17 de abril un grupo de alumnos del colegio Santo Tomás de Villanueva y su profesora de música, llamada Eva (por cierto, muy valiente y muy responsable a la hora de cuidar de nosotros, aunque un poco asustada) cogimos un autobús hacia Madrid. Llegamos un poco cansados, pero alegres, porque íbamos de misioneros. Desde Madrid un compañero nos indicó qué cercanías teníamos que coger para llegar a Alcalá. Eva (se quedo atrancada) en las puertas del cercanías pero entre dos compañeros, Pablo Medina y Daniel Timón la rescataron. Eva se asustó pero los demás nos reímos mucho.

Ya allí en Alcalá nos dirigimos hacia donde dormiríamos. Allí por la noche cantamos y reímos. Al día siguiente nos levantamos y nos aseamos y luego fuimos a desayunar. Luego nos dirigimos al encuentro donde unos V.A.S. animaron la fiesta cantando y luego nos dieron la mítica chapita y la inscripción.

Por la tarde cantamos en el colegio Loyola; recibimos un diploma y un trofeo y también un premio de interpretación. Por la noche estuvimos en la vigilia, donde cantaron y luego un compañero y yo besamos el anillo del obispo y otros encendieron 10 velas. A mí me gustó mucho la vigilia y volvería a verla. Luego estuvimos en una mini fiesta donde cantamos, bailamos y escuchamos música. Al día siguiente estuvimos en la despedida y luego nos dirigimos para Salamanca. Eva nos acompañó hasta el colegio. Yo animo a que la gente vaya, porque a mí personalmente me encantó.

RAMÓN JESÚS MEDRANO (1ºESO)


 

Nº47/Verano 2005

Fase dioceana

El pasado día 12 de marzo celebramos el festival de la canción misionera. La fase diocesana. Se trata de componer una canción de tema religioso y representarla. La música y la letra fue creada por nuestro educador Dani y nuestra profesora de música Eva. Tras muchos días de ensayo, el famoso día llegó con rapidez. Eran las 11:45 de la mañana cuando nos estábamos dirigiendo a la residencia Usera en cuyo salón de actos cantamos. A las 12:30 de la mañana tuvimos una misa de bienvenida. Una vez finalizada comimos en un jardín del colegio. Después de comer teníamos los ensayos de las canciones. Participamos cinco grupos: las misioneras de Alba de Tormes, el colegio de la Santísima Trinidad, la parroquia de San Mateo con dos grupos (niños y jóvenes( y nosotros, el colegio Santo Tomás de Villanueva. Después del ensayo estuvimos en el jardín del colegio cantando y pasando el tiempo hasta la hora del festival, las 16:30. Nosotros cantamos los terceros. La canción nos salió bastante bien, fue muy animada. La verdad es que en general el festival fue muy divertido y animado. Una vez terminadas las canciones el jurado nos dio su parecer y, a las 18:30, se dio por concluido el festival. Nosotros nos fuimos al colegio, que al rato teníamos estudio.

JAVIER MÁRTIL 3ª ESO.


Nos vamos de cena

¿Qué tiene que ver la Canción Misionera con el ir de cena? Pues mucho. Todos los años los que participamos en el festival de la Canción Misionera tenemos como "premio" a nuestra dedicación y esfuerzo una salida por la noche salmantina. El 27 de mayo, a las 21:30 h., nos reunimos a la puerta del colegio algunos de los que cantamos en la Canción Misionera, Eva (profe de música), Fidel (Televisión Salamanca y que ha estado con nosotros en los encuentros) y Dani (educador). A las 22:00 h. teníamos reservada mesa en el restaurante "Dos y pingada" que está en el barrio Garrido. Allí nos pusimos morados con la parrillada que nos sirvieron y allí también nos divertimos un buen rato compartiendo y haciendo bromas. Cuando terminamos de cenar, fuimos hacia la plaza de la Fuente en donde está el "Tinglao", un bar de un amigo de Dani. Pudimos pedir música de la que nos gustaba, bailar, tomarnos algo y reírnos mucho. Llegadas las 2:30 de la mañana, más o menos, volvimos al colegio. Fue una noche muy divertida y merecida para los que trabajaron en la Canción Misionera.

DANIEL MAJADA (EDUCADOR)


Versión imprimible